Habana Labs presenta un tarjeta especializada en inferencia con tensores

La empresa Habana Labs ha presentado una tarjeta PCI equipada con ocho unidades de procesamiento de tensores (TCPs) destinada al mercado de inteligencia artificial aplicada. Este matiz viene marcado por la distinción que hace la empresa entre la fase de entrenamiento de los sistemas y la de inferencia, aplicando los modelos numéricos que hayan surgido de la primera.

La tarjeta es una PCI Express de cuarta generación, capaz por tanto de mover más de 31 GB por segundo, equipada con 16 GBde RAM DDR4 y una altura de doble unidad, todo ello empaquetado en una carcasa metálica negra. Cuando Google abrió su librería TensorFlow al público, muchos intuían que ese paso marcaba el inicio de una etapa en la que los equipos de investigación en redes neuronales podrían acceder a técnicas y recursos que hasta entonces habían estado reservados a laboratorios de alto nivel, pero el problema residía en la ejecución de los modelos.

Con este tipo de tarjetas, muy similares a las aceleradoras gráficas, nos encontramos con una nueva línea de periféricos, los “coprocesadores de inferencia”, que resuelven esa necesidad y efectivamente confirman que nos encontramos ante una nueva etapa en IA. Habana sigue así una tendencia que ya abrió en su momento nVidia con tarjetas como la Titan V o la Quadro GV100, pero aquello eran tarjetas gráficas que podían aprovecharse en inteligencia artificial, mientras que esto son tarjetas específicamente diseñadas para la ejecución de redes con tensores.

Merece la pena echar un vistazo al sitio web de la empresa y descargar los documentos informativos en PDF para hacernos una idea de por dónde van a ir avanzando las cosas en este sector.

Más información: Habana Labs.

Deja un comentario