Intel adquiere una empresa especializada en IA aplicada a la conducción

Más de 15.000 millones de dólares. Esa es la cantidad que Intel está dispuesta a pagar por hacerse con el fabricante de sistemas de visión e inteligencia artificial aplicada a la conducción israelí Mobileye. Está claro que la conducción autónoma es un campo que está acelerando a pasos agigantados en los últimos años y que las grandes empresas de tecnología quieren posicionarse por méritos propios o mediante adquisiciones espectaculares.

Mobileye presenta varias características interesantes. No se trata del típico sistema añadido al techo del vehículo, elevándose un metro o más por encima, para albergar el conjunto de sensores y cámaras que le permitan detectar todo lo que ocurre alrededor. Los productos de Mobileye son más parecidos a un GPS convencional, con la diferencia de que éstos no ayudan en la navegación, sino en la detección de riesgos, como vehículos detenidos, obstáculos, señales de tráfico, etc.

Mobileye supone un premio importante para quien se haga con su tecnología, tanto por sus procesadores especializados como por la ingente cantidad de información que han acumulado y aplicado en el entrenamiento de sus sistemas de inteligencia artificial. Habrá que ver si la compra prospera, pero de momento es una buena excusa para conocer algo más del fabricante israelí.

Más información en MIT Technology Review.