El punto de pivote en la creación de empresa

Imagina que quieres montar un restaurante (uno de los ejemplos comodín que repito continuamente). Te gusta la comida italiana y haces un elaborado plan de compras pensando en tantas pizzas y tantos platos de pasta al día, multiplicado por tantos comensales por mesa. Como hay que llenar las neveras, te Sigue leyendo…